En nuestro recorrido por la historia, es imposible no haberlo notado, si desde su aparición resplandeció como el soñado príncipe azul, el chico ideal, dispuesto a todo con tal de ganarse su corazón, robándose el nuestro también, ya deben saber de quién estamos hablando.

Daniel Huppolkien, con sus brillantes ojos azules, el inocente que se llevó la peor parte, que aceptó el regalo de Alison sin saber lo que le esperaba… o al menos eso es lo que sabemos.

Pero ¿Y si ocultaba algo? ¿si tenía un propósito ? ¿y si su familia no llegó “por casualidad”

Hay un halo de misterio que ronda a los Huppolkien, ni siquiera alcanzamos a conocerlos, y qué decir de  su apellido, si Aurora no hubiera preguntado por ellos, jamás nos habríamos enterado, si es que existían, porque lo pusieron en duda más de una vez.

Sobre todo hay ciertas actitudes en el muchacho que no pasaron desapercibidas.

La inmensa “amabilidad ” de Daniel hacia Ali.

Sí, era su novio, pero se tomaba demasiadas molestias. Una cosa es ayudar, pero otra muy diferente es hacer todo por esa persona, Daniel no solo llevaba a Ali hasta su casa todos los días, sino que le explicaba los temas, buscaba libros que sirvieran, hasta llegar al punto de elaborar todos sus ensayos y proyectos también. Tal vez era su costumbre ser tan servicial, o quizá había otro motivo, aunque no pudimos saberlo.

La “extraña” enfermedad que lo aquejaba.

Como pasarla por alto, si fue la razón por la que perdió el contacto con Ali , y por la que tuvo que regresar a Rusia. Lo fue consumiendo poco a poco, aunque tal y como lo consideró Aurora, si es sospechoso que luego de que le diera el guardapelo, su misteriosa afección se agrava. ¿Sería simple coincidencia? y ¿que me dicen del resto de la familia?

Sus padres, Richard y Helena Huppolkien.

Tal vez sea injusto considerarlos en esta lista, lo poco que sabemos sobre ellos, además de que son muy ricos, es que el señor es embajador ruso y la señora realiza subastas de objetos antiguos, ( seguro de ahí surgió la pasión de Daniel por la historia y las antigüedades) pero fuera de eso, había motivos de sobra para sospechar que solo eran un invento. Fue un alivio constatar su existencia, cuando los centinelas se involucraron, obtuvieron los datos de su antigua residencia en Rusia, y sus nombres. incluso se pusieron en contacto demostrando que eran reales, una preocupación menos.

¿Porque ellos?

Sabemos de sobra la respuesta, por la cercanía su hijo con la portadora. Lo que terminó de sentenciar a esta familia fue el guardapelo, el regalo mortal que Ali le dio como muestra de su amor.

Su extraña y retorcida muerte.

Trágica, una desgracia, su vida se apagó de improvisto, destrozando nuestros corazones. Pero una muerte tan horrible, no pudo haber sido por accidente ¿o sí?

Además esta el conveniente robo de la joya, como si su muerte no hubiera sido abrumadora.  ¿Y si no fue robada y sus padres la conservaron? ¿Porque lo harían? Quizá, después de todo no eran simples mortales, seguro esta posibilidad ha rondado tu cabeza muchas veces. ¿Y si los Huppolkien fueran seguidores de la oscuridad?

No es del todo descabellado y eso explicaría muchas cosas, la repentina aparición del chico soñado, sus actos “desinteresados” su enfermedad y posterior desaparición para culminar en el robo del ya mencionado guardapelo.

¿De verdad serían capaces de algo tan horripilante, tan calculador, tan desalmado?

Las posibilidades quedan en el aire, no nos consta nada, pudieron ser solo victimas y Daniel el chico desafortunado que encontró la muerte, sin saber el precio que pagaría por enamorarse de la portadora.

Solo esperamos no haya sido en vano.

 

Hasta la próxima

 


Regresar al menú Más Allá de La Portadora

Si te gustó no olvides darnos like y seguirnos en todas nuestras redes sociales, nos vemos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s